Rehabilitación básica de una casa de piedra. Alquife (Granada)

Alquife, Granada, en el marquesado del Zenete:

 Hola Amigos!

Hemos desplazado el equipo de Masico Aguilar a las tierras del sur. En Alquife, último reducto del imperio musulmán.

Hemos salvado y rehabilitado una casa antigua, de piedra, arcilla, cal y madera, que fue arreglada por última vez hace mas de 50 años. Nuestra misión ha sido realizar el trabajo necesario para recuperar la casa de su enruinamiento, para poco apoco volverla habitable otra vez, conservando su espíritu original.

De momento, hemos podido intervenir cuatro semanas. Han dado buen resultado…

Empezamos el trabajo con un bonito amanecer…

Esta es la esquina que venció el límite del equilibrio hacia el exterior. Hemos desmontado la parte necesaria y conservado la que se mantiene en su lugar.


Se puede ver la nueva esquina levantándose de nuevo…

Hasta arriba, consolidando esta parte de la casa…

Vista desde el interior cosiendo la pared.

A continuación, arreglamos la base de la pared del primer piso. Usamos piedra, arcilla, cal y buenas losas.

Hemos levantado esta pared medianera, con ladrillo de termoarcilla y pasta de arena con cal hidráulica natural, ligeramente aerizada (Originalmente también era pared de ladrillo).

Ahora vamos a destechar para tapar de nuevo, con cañizo, arcilla y cortezas, cal y las mismas tejas antiguas.

En este viaje. empezamos por desmontar el tejado, el aislante y el viejo cañizo.

La superfície del techo, es bastante grande, 150 m2 (se puede observar la relación que hay con el capazo).

Robert y Pablo, con las ideas claras.

Retiramos todo el material de cobertura (detalle del viejo cañizo).

Limpiamos hasta llegar a las vigas. La mayoría las hemos encontrado en buen estado.

Después de extraer las cuatro vigas rotas del techo principal, rascamos y saneamos las que se mantienen.

A continuación realizamos un trabajo de separación y recuperación de los materiales originales, para su reutilización en la obra.

La tierra arcillosa después de ser cribada de cañas y piedras, lista para su uso.

Desmontamos también todas las vigas de la extensión del lado sur de la casa, por estar invadidas de carcoma.

Recuperamos los viejos aleros, desmontando hasta donde es necesario y saneamos con agua salada y aceite de guindilla.

Estas son las vigas que hemos encontrado para sustituir las que hemos retirado.

Las nuevas vigas de álamo, después de haberlas cepillado…

Tratando las nuevas vigas también con agua salada y aceite de guindilla.

Colocando las nuevas vigas y admirando el castillo de La Calahorra.

Dos de las nuevas vigas sustituidas en el techo principal.

Bonita imagen de la zona del balcón.

La casa ve el amanecer de una nueva vida…

Cubriendo el techo de nuevo!!

Colocando cañizo…

Y dejándolo preparado para extender el planché aislante encima…armonizándo los niveles.

Vista interior de la vigas viejas, con el nuevo cañizo.

Vista del alero recuperado, junto con el cañizo.

Cortezas de pino, recogidas de deshechos en trabajos forestales de la zona. Junto con la arcilla cribada y cal hidráulica natural, se elabora la masa aislante.

Extendiendo el planché aislante…

Robert y yo, esmerándonos en la faena…

Y contentos del trabajo hecho, cuando se ve el final de algo grande…

Limpiamos también gran parte de las mas o menos 5.000 tejas que hay…

Y las conservamos como un tesoro!

Así dejamos la casa antes de marchar de vuelta a casa para descansar unos dias. Tranquilos y satisfechos del trabajo bien hecho. Listo para tejar!!!

Por cierto, también deciros que en La Calahorra, el pueblo de al lado, encontramos a este lindo personaje sin nadie que lo quisiera, decidiendo invitarlo a vivir en el Masico Aguilar.

¡¡¡Bienvenido Guadix!!!

Finalmente y después de haber realizado un trabajo importante, al dueño de la casa, se le ha terminado temporalmente el presupuesto. Como la casa se queda sin tejar, es importante para él, encontrar una solución al problema. Así que me he ofrecido a ir unos días a Alquife, para enseñar a un grupo de amigos suyos, a tejar la casa, para que puedan terminarlo ellos mismos.

El castillo de La Calahorra, erguido en la cima de la montaña del pueblo anterior a Alquife… ¡De nuevo en el Marquesado del Zenete!

Admirando la vista de Sierra Nevada, desde el balcón de la casa, en Alquife…

David “Flashy”, Iñaki  y David “Yayo”, preparados para ponerse manos a la obra. Eramos tres Davids, así que decidimos usar motes, el mío fué “Charlie”.

Flashy, aprendiendo a hacer la pasta con arena y cal hidráulica natural NHL 3,5, a 3 por 1.

Flashy, con la pasta ¡¡listo para empezar a tejar!!

Empecé colocando la primera fila inferior del canto. Como se ve, la linea de terminación del techo es un poco irregular, debido a la forma de la última viga empotrada en la pared, con lo que es inevitable obtener una primera fila sinuosa, que tendremos que enderezar progresivamente.

En la foto estoy explicando el planteamiento inicial y la colocación del primer rio, como guía de las siguientes filas. Buscando el equilibrio entre la perpendicularidad respecto al alero y el ángulo cerrado, que fuerza la fila del canto.

Arremangados, durante la transmisión del saber hacer. Flashy atiende a las observaciones necesarias para la comprensión del trabajo. No resulta fácil, aprender a colocar las curiosas tejas antiguas con forma tan triangular. Y sobretodo cuando no se tiene experiencia con la paleta…

Mientras Yayo medita sobre como construir el tejado, yo sigo repasando y Flashy se atreve a empezar a colocar tejas.

¡Esas curvas! En este momento, estoy bautizando el tejado, para limpiar la canal y comprobar su buen acabado, ¡sin que entre ni una gota!

Ya estamos en marcha y esto funciona, ¡¡Vamos pa llá!!

Hasta aquí, tejamos la primera jornada. Se puede ver como, poco a poco, vamos enderezando la linea de las tejas.

Al siguiente día, el buen tiempo nos acompañó y tejamos un abuen trozo con mas facilidad que el día anterior. Fuimos corrigiendo errores, perfeccionando la técnica y tomando conciencia de la visión general del trabajo.

La verdad, tengo que reconocer el esfuerzo y esmero demostrado por los chicos durante su aprendizaje…

…llegando a formar un buen equipo, corrigiendo sus propios errores y siendo así, auto-suficientes. ¡Muy bien chicos!

Yayo, integrando una visión mas global, observa como Iñaki coloca la tapa con delicadeza, mientras Flashy continúa colocando tejas con dedicación, mas arriba. Así, así…

Jaime, el dueño de la casa, contemplando la actividad y los resultados, desde lo alto.

Aquí, habiendo acabado esta fase y la formación del equipo de amigos, nos disponemos a tapar bien el techo, encajando la lona de plástico con lo tejado, para que quede la casa protegida, hasta la próxima intervención.

No es mucho, pero para tres dias de trabajo, es buen trozo. Sobretodo tratándose de una trabajo de formación, dónde lo mas importante es que han aprendido a hacer bien el trabajo y conseguido ser autónomos.

Detalle del nuevo tejado, sobre el alero.

Después de terminar de recoger todo, nos vamos de vuelta a casa. ¡Que la fuerza os acompañe!

La Sierra. Y unas bonitas composiciones de fotos de la obra:

¡¡Salud Amigos!!

3 pensamientos en “Rehabilitación básica de una casa de piedra. Alquife (Granada)

  1. ¡Hola!

    Enhorabuena por el trabajo, tiene muy buena pinta. Recientemente he adquirido una ruina que vamos a restaurar. No tiene tejado, y estamos pensando en utilizar vigas de pino que hay alrededor. ¿Algunos consejos? ¿Conoces algún libro de reconstrucción de casas de piedra?

    Gracias por anticipado

  2. ¡Hola!

    Enhorabuena por el trabajo, tiene muy buena pinta. Recientemente he adquirido una ruina que vamos a restaurar. No tiene tejado, y estamos pensando en utilizar vigas de pino que hay alrededor. ¿Algunos consejos? ¿Conoces algún libro de reconstrucción de casas de piedra?

    Gracias por anticipado

    • Hola Raúl,
      Es importante que además de elegir los árboles adecuados conforme a su edad e impacto sobre el ecosistema, se corten en una fecha adecuada. Para ello debe elegirse una luna menguante o “vieja”, posterior al solsticio de invierno (21 dic), generalmente en enero y máximo durante la de febrero. Y preferiblemente con luna en órbita descendente.
      Es necesario pelar el pino justo después de la tala, y dejarlo secar a la sombra por lo menos un año, antes de usarlos como vigas.
      Buena suerte!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: